Según explica el grupo, que opera en España, Portugal y Brasil a través DE CRÉDITO Y CAUCIÓN, el incremento general de los ingresos por seguro se ha visto impulsado por el crecimiento de las ventas aseguradas de los clientes existentes, aunque también ha contribuido el crecimiento del nuevo negocio. Conjuntamente, las unidades del grupo de las divisiones Global y de Asia representan el 23% de los ingresos por seguro de Crédito. En 2012, la cifra de facturación de Global subió un 8,1%, mientras que Asia creció un 18,6%. Los ingresos por seguro se han incrementado al menos un 5% en la mayoría de las regiones. “España y Portugal –se explica- han tenido un impacto muy positivo en los resultados de explotación, en un contexto de reducción prevista de los ingresos”. Los ingresos por Caución experimentaron un aumento del 10,1%, situándose en los 93,6 millones.

Además, los ingresos por servicios mostraron una mejora del 11,4%. El negocio de reaseguro del grupo experimentó un incremento del 2,1% de sus ingresos.

“En 2012, las condiciones económicas han sido muy diferentes de un país a otro”, explica Isidoro Unda, CEO del grupo. “En un entorno marcado por el incremento de los ratios de insolvencia en la mayor parte de nuestros mercados, la amplia presencia global del grupo ha permitido que nuestros clientes se beneficien de oportunidades de negocio en todo el mundo de forma segura”.

PERSPECTIVAS PARA 2013

A corto plazo, Unda apunta que “los niveles de tensión de las condiciones económicas de nuestros mercados siguen siendo altos, debido a la incertidumbre generada por la debilidad de las economías europeas”. “Nuestro objetivo, como siempre, es ofrecer a nuestros clientes servicios de la más alta calidad y el máximo valor apoyando sus planes de expansión y protegiendo a la vez su cartera de deudores”, añade.