Fuentes cercanas a las negociaciones explicaron al diario que los Muñoz han pagado finalmente 500.000 euros al grupo Corbis, que preside Javier Pinto, por recuperar el 90% de las acciones que le vendieron hace un año, lo que ha permitido zanjar las demandas que ambos grupos se habían cruzado en los tribunales.

AGA compra tanto la filial de Vida como la de Seguros Generales de CAHISPA, incluidos sus activos inmobiliarios. Se espera que en breve se presente el expediente de la operación para su aprobación a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). Fuentes próximas al órgano de control confirman la predisposición de la DGSFP a ratificar el acuerdo en caso de que el grupo inversor inyecte la liquidez que necesita la empresa y solucione la situación actual de CAHISPA.

Según 'La Vanguardia', el presidente de AGA, Jaume Calvó, asumirá también la presidencia ejecutiva de CAHISPA. La firma explica que mantendrá el empleo del grupo y se centrará en reordenar su cartera inmobiliaria.