Reconoce Ruiz que fue un riesgo dejar todo el segmento de los Seguros Personales al resto de competidores, pero admite que “cuando nos inscribimos fue el negocio donde vimos un gran potencial. La estrategia fue la adecuada y no ha terminado. No nos hemos equivocado”. Solo fue, indica, una estrategia para empezar y para posteriormente “añadir los Personales”.

El objetivo de ASSA en esta línea de negocio es “posicionarnos en el mercado como una muy buena compañía y esperamos que con el tiempo podamos estar entre los primeros”. Señala que PAN AMERICA LIFE es un fuerte competidor y que cerró el año con “bastantes ingresos en primas y para eso hay que pedalear mucho”.

COMPETENCIA EN PRECIOS

En relación a los precios, manifiesta que a la hora de las renovaciones las compañías que perdieron la cuenta en el pasado querrán ganarla de nuevo y para ello usan primas por debajo. Asegura el directivo que “nosotros no vamos a entrar en este ciclo de precios; tenemos nuestra rentabilidad mínima que vamos a respetar y sostener. Hemos dejado de cotizar y de competir por muchas cuentas porque no tenemos las condiciones de precio adecuadas”.

Sobre los siniestros señaló que el pasado año hicieron frente a un pago de unos 12 millones de dólares en gran parte derivados del terremoto que sufrió el país en el mes de septiembre. Indicó que cuando no hay catástrofes naturales lo siniestros más elevados vienen de los accidentes de vehículos o el transporte de mercancías.

En este enlace se puede consultar la entrevista íntegra.