Lee ha revisado el seguro a nivel mundial y ha revelado que “está sufriendo un poco, por el entorno macroeconómico y el impacto que tiene eso sobre la cartera y el retorno de la inversión. Sin embargo, nosotros tenemos que asegurarnos que los ingresos por suscripciones sean mayores que la declinación de los ingresos por inversiones. Nos ayuda tener una cartera diversificada, con operaciones en más de 130 países”.

En el caso de la crisis de Europa y si esto está haciendo que inviertan más en América Latina, ha subrayado que en parte es así, pero “que también es cierto que siempre RSA tuvo interés en países de esta región, al igual que en los de Medio Oriente y Asia Central. Estos mercados emergentes hoy son los que tienen más movimiento. También quisiera aclarar que en la Eurozona no tenemos tanto negocio, porque estamos centrados en el Reino Unido y los países escandinavos”. Sobre esto ha matizado que “para las adquisiciones son un indicador de que hay una cierta consolidación en el mercado. Las diez primeras firmas representan un 50% de la plaza. De todos modos, Argentina está en un término medio”.

Cuestionado sobre qué desafío supone el tema de la inflación para la compañía, ha afirmado que “la inflación no es algo desconocido para nosotros. Ya tuvimos períodos donde nos enfrentamos a altos índices de inflación. Creo que es uno de los riesgos que se plantea, pero confiamos en nuestra experiencia para atravesar eso y salir adelante”. Para el CEO de RSA, “en primer lugar hay que ver las primas que se ponen en las pólizas y tratar de que mantengan cierta relación con el índice de inflación. Otra medida que se puede tomar es revisar los períodos de las pólizas. No necesariamente deben ser de un año, sino que pueden ser de seis o tres meses”.

En cuanto la dirección que tendrán en Argentina sobre los seguros de hogar y autos asevera que “no veo grandes cambios en el país, donde la mayoría de nuestros negocios está en autos. Pero en los mercados emergentes la tendencia que se ve es que la gente primero compra un seguro para su primer auto, después pasa a accidentes personales y por último adquiere un seguro para el hogar”.

“NOS ADAPTAMOS A LAS CIRCUNSTANCIAS”

Sobre las últimas reglamentaciones adoptadas por el Gobierno, explicó que “todo lo que hacemos está acorde con las reglamentaciones locales y nos adaptamos a las circunstancias de acuerdo a lo que ellas requieren y a medida que los cambios se suceden. El hecho de que hayamos invertido en nuestras adquisiciones en el verano muestra nuestro compromiso con el mercado. Si hubiéramos estado preocupados, no hubiéramos hecho estas inversiones.

En cuanto a las inversiones de las áreas indicadas por el Gobierno, explicó que “no debería afectar la rentabilidad. Tendríamos que ver los detalles, pero a grandes rasgos, la primera obligación de una aseguradora es asegurarse de tener el efectivo y las reservas líquidas para poder enfrentar cualquier reclamo que se le presente. Y los pasivos en nuestro negocio son de muy corto plazo, así que el descalce no tiene que ser demasiado grande. Tenemos que asegurarnos de que no haya una falta de concordancia entre los activos de largo plazo y los pasivos de corto plazo. Porque no es como en un negocio de seguros de vida donde los pasivos pueden tener plazos de 20 o 30 años, sino que estamos en un área donde los pasivos tienen un corto plazo, de un año, por ejemplo”.