A su juicio, la mayor problemática que se está planteando en estos primeros meses de andadura del nuevo sistema tiene que ver con la aplicación del artículo 7 de la LRCSCVM. Según manifestaron, "si queremos que el sistema sea ágil y eficaz, es necesario cumplir, por parte de las personas implicadas -abogados, médicos, entidades aseguradoras, forenses-, con lo establecido en el artículo que regula el procedimiento de oferta y respuesta motivadas y la intervención extrajudicial de los médicos forenses".

Para Badillo, no cabe duda de que nos encontramos ante un baremo más garantista, más completo, pero también mucho más complejo en su aplicación ya que ha introducido muchos conceptos y aún no ha dado tiempo a que los juzgados y tribunales se pronuncien sobre los aspectos más problemáticos del nuevo sistema. Además, hizo referencia a su aplicación retroactiva, manifestando que se han hecho ciertos guiños al nuevo baremo en varias sentencias, que no son contundentes ya que sólo es aplicable a casos desde el 1 de enero de 2016.

Ambos ponentes también mencionaron los siniestros graves, que aún están sin liquidar "y, por tanto, la problemática aún está encima de la mesa", pero lo que sí se han liquidado han sido, sin embargo, los casos de muerte. En este sentido, el lucro cesante fue otra de las novedades más relevantes del nuevo sistema y, por tanto también tuvo su momento de análisis en el Foro, si bien, como se argumentó "todavía es pronto para hacer una valoración. En secuelas graves, apenas se han liquidado siniestros, por lo dicho anteriormente, y en fallecidos el número es escaso para pronunciarse sobre esta cuestión".

Además, también pusieron de relieve sus posturas sobre algunas de las problemáticas surgidas con el nuevo baremo observadas hasta la fecha, como la despenalización de las faltas. "Tras la despenalización de las faltas, para evitar que las víctimas se quedasen desprotegidas, se modificó sustancialmente el procedimiento de oferta y respuesta motivadas, regulado en el citado artículo 7 de la LRCSCVM.

Como conclusión de sus intervenciones, tanto Zafra como Badillo coincidieron en que el baremo de autos debe ser el referente para valorar también los accidentes ajenos al tránsito motorizado. Además, Badillo hizo un guiño al sector asegurador al reiterar que esta industria tiene las ideas claras en cuanto a la aplicación del sistema frente al resto de sectores, donde impera aún el desconocimiento e incertidumbre en cuanto a su aplicación y Zafra, por su parte, aludió a la intensa labor que desde el sector se ha hecho y el esfuerzo realizado puesto que ha invertido en formación para estar preparados en la aplicación del nuevo sistema "si bien, está suponiendo cargas de gestión" y reiteró que hay que tener en cuenta el cuello de botella por la [mala] informatización en los juzgados y en cuanto a la despenalización de las faltas.

 

Aspectos fiscales del siniestro

Ya por la tarde, Andrés Sánchez Garcés, abogado en Peña Garcés Abogados, centró su intervención en los aspectos fiscales del siniestro como el IVA, las indemnizaciones del baremo, el lucro cesante y el beneficio industrial. A su juicio, el hecho indemnizatorio busca procurar la indemnidad del asegurado "lo que no tiene sentido es que haya un enriquecimiento injusto del asegurado por ello dentro del rango que marca la ley", por tanto hay que tener en cuenta en IVA en el caso del siniestro y determinar si el sujeto es pasivo o no. Según reveló, los aspectos fiscales de las indemnizaciones del baremo por daños personales están en principio sujeras al IRPF pero excentas en dos casos, que explicó a la sala.

El último coloquio de la tarde, sobre la peritación en la gestión del siniestro, contó con la que participación de la arquitecta de AQUILIA, Natalia A. Jimeno; el perito y director del Instituto Addvalora, Lluis Fuentes; y la directora de siniestros de Responsabilidad Civil y directora de la unidad especialista en siniestros de RC en WILLIS TOWERS WATSON, Gema Iribarren, quienes abordaron aspectos generales de la tasación, dando la perspectiva de peritos y brokers; el alcance de la intervención pericial; el contenido y objeto del informe pericial; las complejidades de los ramos; el cierre del siniestro y el fraude. Así, entre las conclusiones reveladas se indicó que en el ámbito de la RC hace falta más formación jurídica y técnica y, según Iribarren, "en las compañías no se está dando formación y en las corredurías menos".

La jornada la cerró Gonzalo Ruiz-Galvez, socio de Blecua Legal, quien definió y distinguió dos aspectos muy importantes sobre los que aportó interesantes matices desde el punto de vista legal: los recobros y el derecho de repetición. Además, realizó comentarios sobre los riesgos en masa y señaló que en la actualidad se viven dos realidades, pero también es evidente que se va a dos velocidades: "nos encosntramos con problemas desde el punto de vista judicial", sentenció. En su ponencia, también hizo referencia a uno de los mayores siniestros ocurrido en España en el mundo del seguro hasta la fecha: el caso de las cooperativas.

Noticias relacionadas

Las funciones del perito que no se deben confundir

La gestión de siniestros evoluciona hacía la primera línea de fuego