Por segundo año consecutivo, Asitur colaboró en esta causa donando diverso tipo de material  para la tómbola que se instaló durante la fiesta de fin de curso del Colegio. Además de esta tómbola, ese día hubo puestos de comida y bebida cuyos fondos se destinaron directamente a cumplir los objetivos del Patronato.

Este año, el Colegio necesita cubrir a 100 alumnos en riesgo de exclusión social, de los cuales ya se ha conseguido llegar a 37 pertenecientes a Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato.

COMPARTIR