Al mismo tiempo, la compañía ha colaborado un año más con el Banco de Alimentos de Madrid organizando una campaña de recogida de productos en sus dos centros de trabajo y destinando 3.000 euros a la renovación de la calle que el Banco tiene en sus almacenes de Madrid.

“Llevamos tatuada la prestación de ayuda en momentos de dificultad y, puesto que el centro del negocio es la asistencia, la acción social para este año tenía que responder de nuevo a este objetivo. Si el año pasado ‘Dimos la lata contra el hambre’ centrando nuestra actividad en la recogida de alimentos, este año queríamos ‘Estar hasta en la sopa’ enfocándonos en el reparto de productos”, explica Jesús Manzanares, director de Recursos Humanos de la entidad.

COMPARTIR