Del mismo modo, los responsables de la entidad señalaron que la edad media de los asegurados descendió en 2012 hasta los 42,93 años y la siniestralidad se redujo medio punto. Este comportamiento de primas y clientes ha permitido que el resultado consolidado antes de impuestos del grupo fuera de 33,6 millones de euros, un 1,5% más que en 2011, con lo que acumula tres años de crecimiento.

La Asamblea fue inaugurada por el presidente de ASISA y Lavinia, Francisco Ivorra, que estuvo acompañado por el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, y por los máximos responsables de Lavinia y ASISA, entre ellos, el vicepresidente y delegado en Murcia, Diego Lorenzo, y el consejero delegado, Enrique de Porres.

REFUERZO DE LA ESTRATEGIA COMERCIAL

Los directivos de la aseguradora explicaron estos resultados en gran medida por la apuesta por la red comercial, que se ha reforzado con la incorporación de nuevos agentes y la expansión de los canales de venta. Así, abrió diez nuevas agencias en el ejercicio 2012 y cuenta ya con 29 puntos de venta, que se suman a los 704 asesores de salud (agentes exclusivos).

Por otro lado, durante el pasado ejercicio también se reforzaron los acuerdos de distribución. En particular se destaca el acuerdo alcanzado con el Banco Santander, que refuerza y amplía en gran medida la red de distribución de los seguros de Salud de ASISA y que se suma a la consolidación de la alianza con Banca March, que también arroja excelentes resultados.

El grupo remarca, además, el comportamiento en las pólizas dentales (16.000 más, un 5,2% más).

RED ASISTENCIAL

Igualmente, se explicó en la Asamblea, se siguió potenciando la red asistencial propia, que cuenta con 14 clínicas y hospitales, 27 centros médicos de atención primaria y especializada, siete unidades especializadas oftalmológicas, siete clínicas dentales y tres centros de diagnóstico; asimismo, tiene conciertos con más de 500 clínicas y centros médicos y ofrece en sus listas de facultativos más de 27.000 profesionales.

La facturación de las clínicas y hospitales continuó aumentando, hasta situarse en 250 millones de euros. El beneficio antes de impuestos del grupo de clínicas aumentó un 130% respecto a 2011 y el EBITDA se acerca a los diez millones de euros. Esto ha permitido que el grupo renueve sus infraestructuras y mejore los equipamientos, con una inversión en los dos últimos ejercicios de más del 6% de la cifra de negocio del Grupo de Clínicas y Hospitales de ASISA.

Durante 2012 la aseguradora destacó también la elaboración de un Plan Director para adaptarse a las nuevas normativas en gestión de riesgos y realizó una revisión de su marco de control interno y una adaptación de todos los procesos, incorporando una nueva metodología de valoración de riesgos y controles que garantiza un mayor rigor tanto en prestaciones, como activos, proveedores, caja o gestión de usuarios.