El proceso de vigilancia sobre estos seguros del patrimonio se ha iniciado después de que la Contraloría haya advertido de que empezará una revisión de las pólizas para conocer los pormenores del aseguramiento del patrimonio colombiano. Por otro lado, la Superintendencia revisa las cláusulas y las notas técnicas para que no sean contrarias a derecho o hagan imposible la aplicación de los productos que aseguran el patrimonio público. El gremio asegurador por su parte ha iniciado una extensa campaña de información y asesoría.

A principios de año, la contralora general de la República, Sandra Morelli, le comunicó al Superintendente Fianciero, Gerardo Hernández, su preocupación por la insuficiente cobertura y otras deficiencias que ha detectado en las pólizas de este tipo. Concretamente, el organismo ha observado que algunos productos no cubren los riesgos del propio Estado, ni del Patrimonio nacional, bien porque la suma asegurada no es la adecuada o los plazos y excepciones pactadas no son las correctas.