Según ASASEL, la compatibilidad de ambas actividades significaría “solucionar el problema del pasaporte europeo del que carecen actualmente las agencias de suscripción españolas, además de equiparar nuestra regulación a la de otros países europeos, en donde un corredor puede –sujeto a normas de transparencia e información– suscribir por cuenta y en nombre de una aseguradora”.

Recuerda la asociación que esta idea quedó inicialmente reflejada en el borrador de Anteproyecto de Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros Privados sometido a Junta Consultiva del pasado 2 de marzo, pero desapareció del último borrador de Anteproyecto.  “Sin duda alguna, la eliminación de dicha incompatibilidad contribuiría al crecimiento de la economía española, a la mejora de la competitividad y a la creación de empleo”, concluye.

COMPARTIR