Tras un exhaustivo análisis de los problemas legales de este colectivo, la compañía ha decidido ofrecer nuevas garantías y mejorar otras con el fin de adaptarse a las necesidades reales de su público objetivo y aumentar así la usabilidad de la póliza.

Entre las coberturas incluidas en la nueva gama de productos legales para profesionales de ARAG, se encuentran la defensa fiscal ante problemas con la Administración de Hacienda, el subsidio por inhabilitación profesional, la reclamación en cuestiones financieras y bancarias, así como contra los incumplimientos de contratas y subcontratas.

También se han mejorado otras garantías ya existentes para potenciar su utilidad, como por ejemplo, la reclamación por daños morales o las relacionadas con bienes en renting o leasing.

“Para colaborar con la Mediación en su labor de asesoramiento a sus clientes, ARAG ha decidido lanzar dos productos diferentes: ‘ARAG Negocios Flexible’, que ofrece una libertad total para elegir las garantías que mejor se adapten a cada negocio y ‘ARAG Negocios’, que parte de un paquete básico con las coberturas más utilizadas.

De esta forma, cada mediador podrá ofrecer a su cliente el producto que considere más adecuado para defender sus derechos en función del tipo de negocio”, señalan desde la entidad.

‘ARAG Negocios’

Garantías básicas
Incluye las coberturas esenciales para que el negocio esté protegido en todo momento.

- Asesoramiento.
- Reclamación de contratos.
- Cuestiones administrativas.
- Defensa fiscal.
- Protección de derechos relativos al local.
- Reclamación de daños y perjuicios.

Garantías opcionales
- Defensa penal.
- Reclamación de honorarios y facturas impagadas.
- Defensa suplementaria de Responsabilidad Civil.
- Protección al autónomo.
- Vehículos a motor.
- Gastos de peritaje.

‘ARAG Negocios Flexible’
Permite decidir las coberturas legales que más le interesen al cliente, sin pagar por coberturas que no va a utilizar. Se puede contratar de acuerdo a las necesidades que se tengan, partiendo de una prima mínima.

Garantías
- Asesoramiento.
- Reclamación de contratos.
- Cuestiones laborales.
- Cuestiones administrativas.
- Defensa fiscal.
- Protección de derechos relativos al local.
- Reclamación de daños y perjuicios.
- Defensa penal.
- Reclamación de honorarios y facturas impagadas.
- Vehículos a motor.
- Defensa suplementaria de RC.
- Gastos de peritaje.