La abogada fiscalista de ARAG, Melisa Sáez, explica que “las contribuyentes que cobraron la prestación por maternidad en las declaraciones del 2014, 2015, 2016 y 2017 podrán solicitar la devolución del IRPF” y recuerda que “todos los años anteriores a estos han prescrito por haber pasado más de 4 años”. Esta devolución podrán reclamarla tanto las madres que la hayan percibido como los padres que hayan disfrutado de un periodo cedido por la madre. En este caso, la prestación cobrada por el padre también está considerada maternidad.

Sáez, recomienda “no precipitarse” a la hora de solicitar dicha devolución.  “Es importante recabar toda la documentación necesaria para tener la seguridad de haber presentado el escrito sin errores”. Además, los propios técnicos de Hacienda de Gestha no descartan que, debido al gran número de contribuyentes afectados, Hacienda pueda llegar a habilitar algún procedimiento específico, más ágil, para poder tramitar dicha devolución.