“Esta operación supone la adquisición de un negocio muy relevante en el mercado español de la defensa jurídica y totalmente basado en el canal de la mediación donde la compañía tradicionalmente ha centrado y centrará sus esfuerzos”, señala Mariano Rigau, CEO de ARAG SE, SUCURSAL EN ESPAÑA y Member of the Group Executive Committee of ARAG SE. “Se trata por tanto, de una operación y una inversión de importancia estratégica para la compañía y para su modelo de negocio. Esta cartera supone una facturación de 4,9 millones de euros”, detalla.

La actividad de seguro directo de DEPSA será transferida a ARAG SE. La sucursal española del grupo será la encargada de dirigir y gestionar el negocio e integrará a los empleados de seguro directo de DEPSA en su organización.

“La adquisición de esta unidad de negocio nos permite no solo mejorar nuestra posición en el mercado español, sino también demostrar que estamos convencidos de la fuerza y el potencial de este mercado a pesar de la severa crisis económica en España”, destaca Paul-Otto Fassbender, CEO del grupo. “Teniendo en cuenta los indicadores económicos cada vez más favorables, es evidente que se ha elegido el momento adecuado para invertir”, incide.

Por su lado, desde GRUPO CATALANA OCCIDENTE se explica que con esta acción se busca optimizar los recursos comerciales y las unidades de servicio, “alineándolas a los sistemas corporativos y consiguiendo una mayor eficiencia en la gestión del seguro de protección jurídica, cuya comercialización seguirá realizándose a través de las redes de distribución de las compañías del grupo”.