La compañía está trabajando desde hace casi dos años para adaptarse a las nuevas normas, en el marco de un plan internacional en el que participan todas las sucursales de la compañía en Europa.

Esta decisión sitúa a la compañía “en una posición óptima para adelantarse a los cambios y nos permitirá mejorar el nivel de transparencia”, afirma Mª Belén Pose, directora de la Asesoría Jurídica Corporativa de la entidad. Añade que “la IDD supondrá cambios para todos los distribuidores de seguros y queremos contribuir a facilitar la adaptación progresiva de nuestros mediadores”. Una transición en la que ARAG ya está inmersa pero que, según puntualiza la directora de la Asesoría Jurídica, “requerirá estar alerta a la tramitación de la futura Ley de Distribución para hacer todos los ajustes que sean necesarios de aquí a su entrada en vigor”.

Los PID, a disposición de sus mediadores

La transposición de la directiva conllevará novedades en materia de información previa a la contratación de los seguros, como es el caso del PID (documentos de información precontractual para los productos de No Vida). ARAG también ha querido adelantarse a esta exigencia y ya tiene los PID de sus principales productos accesibles en su web, así como a disposición de sus mediadores para que los puedan ofrecer a sus clientes.

De hecho, la entidad ya mostró estos modelos en un acto en la Semana del Seguro, donde la directora de la Asesoría Jurídica Corporativa de ARAG aseguró que “si los mediadores cuentan ya con estos documentos podrán ir adaptando sus procesos de venta a las futuras exigencias de la normativa de una manera progresiva”.

COMPARTIR