Las aseguradoras que comercializan estos productos podrán optar al régimen especial de tributación RET de Brasil, lo que les permitirá unificar el pago de cuatro impuestos (RPJ en 0,31%, PIS/Pasep en 0,09%, CSLL en 0,16% y Cofias en 0,44%) en una tasa combinada de 1%, según el comunicado.

Según la normativa, las empresas de seguros deben informar a la agencia brasileña Receita Federal cuál es su opción antes de presentar sus declaraciones de impuestos. Por otro lado, las empresas que ofrecen microseguros a sus empleados podrán deducir los costes del impuesto de la renta IRPJ y el de contribución social CSLL.