En un comunicado, la asociación señala que la falta de recursos suficientes en el órgano de control para llevar a cabo una supervisión “efectiva” se ha visto agravado en los últimos meses por estas salidas de profesionales.



APISE recuerda que el examen realizado por el Fondo Monetario Internacional en 2012 destacó la competencia y cualificación de los profesionales de la DGSFP y ya señaló como una de las “más graves vulnerabilidades del supervisor” la falta de una "política de retención de su personal”.



“A pesar de la advertencia, nada se ha hecho al respecto”, lamenta la asociación, que apunta que los Presupuestos Generales del Estado de 2014 mantienen para la DGSFP “una previsión global del gasto similar a la de 2013”, pero contemplan una reducción adicional de los gastos de personal del 4,5%.



Se destaca, al respecto, que “esta reducción contrasta con los incrementos en gastos de personal en otros servicios dentro del propio Ministerio de Economía y Competitividad y acrecienta la brecha con respecto a los otros supervisores financieros (Banco de España y CNMV)”.