El beneficio neto atribuible a accionistas en 2012 ha aumentado un 1% con respecto al año anterior, situándose en 993 millones de dólares (727,8 millones de euros), en comparación con los 979 millones (717,6 millones de euros) de 2011. Por su parte, el beneficio neto por acción (EPS) atribuible a accionistas en 2012 asciende a 2,99 dólares (2,19 euros), un 4% por encima del correspondiente a 2011.

En cuanto a los ingresos registrados en el cuarto trimestre, han aumentado un 4% comparados al mismo período del año anterior, hasta los 3.115 millones (2.283 millones de euros), mientras que el beneficio neto ha sido de 305 millones (223,5 millones de euros), un 10% por encima del registrado en el mismo período de 2011.

Como afirma Case, 2012 se ha cerrado con “importantes inversiones en GRIP y en gestión de salud, dando significativos pasos para reforzar nuestra posición estratégica y nuestra flexibilidad financiera a través del traslado de nuestro domicilio a Londres, del logro de un record de cash-flow operativo de 1.400 millones de dólares (1.026 millones de euros) y de la creación de un valor significativo para nuestros accionistas con la recompra de acciones por importe de 1.100 millones (806,3 millones de euros)”. Según adelanta el CEO de AON, de cara a 2013 “hemos logrado posicionar nuestra plataforma líder en la industria para un crecimiento sólido a largo plazo y hemos mejorado nuestros resultados operativos, el crecimiento de 'cash-flow' libre y la gestión efectiva del capital”.