Pero esta apuesta, no solo se activará en  España, pues como explica Eduardo Dávila, CEO de AON IBERIA Y MIDDLE EAST, “seguiremos una hoja de ruta alineada con la estrategia global del grupo". Para llevar a buen puerto este objetivo el bróker ha realizado “un análisis de los países en los que invertir y España y Portugal están entre ellos, ya que confía en su equipo gestor y son países en los que se ha generado retorno a lo largo de los años. Por eso, podemos disponer de entre 100 millones y 150 millones de euros para crecer con compras en los próximos tres años".

Las compras que realice no tienen que ser “necesariamente brókeres de seguros”, si no “entidades que nos aporten talento y profesionales para dar valor a nuestros clientes y que encajen en nuestra valoración. Cada vez nos vemos más compitiendo con alguna Big Four o con alguna de las grandes consultoras y no tanto con los brókers tradicionales, lo que nos reafirma en la estrategia de poner el acento en los servicios profesionales".

Entre los sectores que pueden encajar en la estrategia de  AON figuran distribución y salud, "áreas en las que nos podemos apalancar con el cliente. Los servicios a bancos y aseguradoras, la ciberseguridad y el riesgo político son también áreas prioritarias de la entidad”.