Pero esta apuesta, no solo se activará en  España, pues como explica Eduardo Dávila, CEO de AON IBERIA Y MIDDLE EAST, “seguiremos una hoja de ruta alineada con la estrategia global del grupo". Para llevar a buen puerto este objetivo el bróker ha realizado “un análisis de los países en los que invertir y España y Portugal están entre ellos, ya que confía en su equipo gestor y son países en los que se ha generado retorno a lo largo de los años. Por eso, podemos disponer de entre 100 millones y 150 millones de euros para crecer con compras en los próximos tres años".

Las compras que realice no tienen que ser “necesariamente brókeres de seguros”, si no “entidades que nos aporten talento y profesionales para dar valor a nuestros clientes y que encajen en nuestra valoración. Cada vez nos vemos más compitiendo con alguna Big Four o con alguna de las grandes consultoras y no tanto con los brókers tradicionales, lo que nos reafirma en la estrategia de poner el acento en los servicios profesionales".

Entre los sectores que pueden encajar en la estrategia de  AON figuran distribución y salud, "áreas en las que nos podemos apalancar con el cliente. Los servicios a bancos y aseguradoras, la ciberseguridad y el riesgo político son también áreas prioritarias de la entidad”.

Compra de INNOVAC

El primer paso de esta nueva estrategia se ha dado con la compra de INNOVAC, un bróker valenciano especializado en el sector del turismo, el pasado jueves. El objetivo de bróker en España, según publica Expansión, “con su plan de transformación es alcanzar unos ingresos de 200 millones de euros por comisiones en tres años, frente a los 150 millones del pasado ejercicio, lo que supone un aumento del 33%”. Eduardo Dávila declara  que "el negocio asegurador tradicional de los brókeres de seguros ha reducido sus márgenes en los últimos años y ahora es el momento de diversificar; además el sector de la mediación es muy endogámico y nosostros queremos abrir el campo y crecer".

Por otro lado, el bróker apuesta por Ciberriesgos, por ello ha fichado a Pablo Montoliu, procedente de EY, como director de innovación para desarrollar el área de ciberseguridad, que incluye seguros y planes de seguridad para las empresas.

Tras la compra firmada la semana pasada, AON tiene encima de la mesa más operaciones: " El mercado español de brókeres está muy fragmentado con muchas entidades locales que encajan en nuestros objetivos y que están dispuestas a integrarse en organizaciones más grandes como AON ". Dávila, explica el diario, tuvo como foco inicial  unas 360 posibles operaciones que se han reducido a 150 firmas, con ingresos superiores al millón de euros. El objetivo de AON en España es adquirir entidades con márgenes atractivos que sumen ingresos entre 50 y 75 millones, lo que supone una intermediación de entre 500 millones y 750 millones en primas.

COMPARTIR