Además, la incorporación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas en el Código Penal implica que las empresas tengan ahora que plantearse nuevas estructuras de programas de compliance y directrices internas. Por este motivo, ayer AON celebró su jornada en Valladolid sobre 'Tendencias 2017: Riesgos Digitales y Penales como consecuencia de los recientes cambios normativos'. Esta es la segunda jornada organizada dentro de este ciclo, que tras Burgos, hoy se celebra en Vitoria.

Verónica Jiménez e Iñaki Tellería, especialistas en Líneas Financieras del broker, destacaron las importantes implicaciones para las empresas de este nuevo escenario: “El nuevo Reglamento de la UE sobre Protección de Datos, que debe estar en vigor en todos los países miembros antes de mayo de 2018, supondrá importantes cambios ya que contempla la aplicación de elevadas sanciones para las organizaciones y la obligación por su parte de comunicar cualquier brecha de seguridad ocurrida, con el consiguiente riesgo reputacional que esta medida puede conllevar”.

A su turno Jaime Jiménez-Arellano, consultor Senior de Risk Finance de Aon Global Risk Consulting, profundizó en la cuestión de la exención de responsabilidad penal de las personas jurídicas a través de un modelo de prevención, vigilancia y control, destacando que “la implantación del Modelo de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas pasa por tres fases: la realización de un Mapa de Riesgos Penales, el establecimiento de un Manual y de Políticas específicas, para finalizar con la Monitorización y Seguimiento del Modelo”. La jornada fue moderada por María Martín Martínez de Lecea, executive director para la región Norte-Noroeste.

COMPARTIR