Sobre esta base el despacho considera que, por su trascendencia, las novedades que más afectarán a las aseguradoras serán las siguientes:

- Será hecho imponible la interposición de demanda, demanda reconvencional y los recursos de apelación y de casación. Se aplicará a todas las jurisdicciones a excepción de la Jurisdicción Penal.

- Para aquellos aseguradores que no tengan representante fiscal en España podrán liquidar la tasa sus abogados o procuradores.

- La base imponible de la tasa supondrá la cuantía del procedimiento, y el importe de la tasa será la suma de una tasa fija por la actuación, más una tasa variable que tendrá en cuenta la cuantía reclamada en el procedimiento.

- La tasa fija asciende a 300 euros para los procedimientos ordinarios, 800 euros por la presentación del recurso de apelación y 1.200 euros por el recurso de casación. La tasa variable supondrá:

• Para cuantías de 0 hasta 1.000.000 de euros, un 0,5%.
• Desde 1.000.000 euros en adelante, el 0,25%, con un máximo de 10.000 euros.

- El pago de la tasa supone un requisito de admisibilidad para los escritos al juzgado.

- Con el fin de incentivar las soluciones extrajudiciales, se prevé la devolución del 60% de la tasa abonada si se llega a un acuerdo de forma extrajudicial.

- La tasa abonada será repercutible a aquel que resulte condenado al pago de las costas judiciales.