Este seguro garantiza, en caso de desempleo, incapacidad u hospitalización, el pago de la siguiente anualidad, con las mismas coberturas que venía disfrutando el cliente hasta un límite máximo de 1.000 euros. Está condicionado a que el asegurado mantenga su póliza con AMV durante todo el año en curso y es aplicable a asegurados cuya edad esté comprendida entre los 18 y los 64 años en el momento de la contratación del seguro.