Los datos revelan que de un total de 1.589.708 motocicletas sólo 179.812 unidades están aseguradas, una cifra que representa el 11% del total de motos que circulan oficialmente en el país.

Según el informe, las coberturas contratadas por ese 11% se distribuyen de la siguiente manera: En cuanto a accidentes en moto, el costo promedio ha disminuido de 10.202 pesos (776,9 dólares) en 2009 a 9.818 pesos (747,7 dólares) en 2012. Por su parte, la frecuencia más alta de ocurrencia se registra en Distrito Federal, con un 9,7%, siguiendo Durango, Jalisco, Nuevo León, Yucatán, Querétaro y Veracruz, mientras que las entidades con la frecuencia más baja son San Luis Potosí, Quintana Roo, Michoacán, Guerrero, Zacatecas y Baja California Sur, con menos del 3%.

En cuanto al robo de unidades, éstos se incrementaron al pasar en el mismo período de más de 15.000 pesos (1.142 dólares) a 19.983 pesos (1.521 dólares). Las cifras indican que el 70% de los robos se concentran en seis estados del país: Veracruz, Coahuila, Sinaloa, Guanajuato, Jalisco y el Distrito Federal, mientras que sólo el 15% de las motos son recuperadas.

A nivel nacional, 19 de las 32 entidades federativas consideran en sus normas de tránsito tener un seguro para la conducción de motocicletas, revelan desde la AMIS.