El directivo puntualizó a Notimex que en México existen nueve aseguradoras autorizadas para operar en este negocio de las rentas vitalicias, aunque únicamente tres participan en el mercado, que son BANCOMER, BANORTE y PROFUTURO. El resto aunque tienen pensionados y cumplen sus compromisos no están activas.

SALIDAS POR POCA RENTABILIDAD

Gay ha explicado que esta línea de negocio está comercializa por pocas compañías porque muchas salieron del negocio después de que los márgenes de beneficio descendieran. Comentó que cuando se dieron las reformas al sistema de pensiones, en especial la del Seguro Social de 1997, y se permitieron las rentas vitalicias, las condiciones del mercado eran distintas y las aseguradoras obtenían rendimientos más beneficiosos que se situaban entre el 6% y el 8%. Posteriormente, las tasas cayeron debido a que el régimen de inversión está limitado a valores gubernamentales, además de que la ley obliga que las reservas fijas de las aseguradoras sea del 3,5%.

Desde AMIS se matiza que las compañías que trabajan esta línea de negocio no ofrecen otro tipo de producto y no cobran comisiones directas, sino que obtienen la prima que trasfiere el Instituto para que la aseguradora haga frente a sus compromisos. En este sentido, Gay anunció que negocio con las autoridades políticas para realizar cambios a este respecto, e incluso permitir que las aseguradoras puedan ofrecer rentas vitalicias no sólo a las personas que cotizan al Seguro Social o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).
 

COMPARTIR