En este sentido se informa que toda persona o empresa tiene la obligación de reparar o indemnizar a terceros a los que les cause un daño, incluso en caso de accidente, independientemente de que cuente o no con una cobertura de seguro. Por eso “la AMIS recomienda que toda persona o empresa que esté expuesta a estos riesgos (uso de automóviles u otros vehículos, transporte público, establecimientos comerciales e industria) revise con su aseguradora, agente o intermediario de seguros de su preferencia, los montos de las sumas aseguradas de sus pólizas de responsabilidad civil, con el fin de contar con una mejor protección en caso de incurrir en una afectación a terceros”, destacó el organismo.

En esta misma línea, y con el propósito de atender los nuevos requerimientos considerados en la Ley Federal del Trabajo, las propias compañías han comenzado a informar a sus clientes sobre el aumento en la cobertura por RC. Así, GNP ha anunciado un incremento automático en la suma asegurada de dicha cobertura de un millón de pesos, adicional a la suma asegurada originalmente contratada y aplicable a partir del pasado 30 de noviembre para pólizas en vigor y nuevas emisiones hasta el 14 de enero del 2013, exclusivamente para cubrir indemnización por fallecimiento de terceros derivados de un accidente automovilístico.

COMPARTIR