En concreto, el servicio de recogida y entrega del automóvil en la ITV ofrece una inspección audiovisual y manual previa del vehículo, donde se revisarán ciertos elementos (cinturones, alumbrado, anclajes de sillas, claxon, matrículas, neumáticos, etc.), quedando la gestión de la cita, por supuesto, sujeta a la disponibilidad del mutualista y del centro de ITV de su zona.

A su vez, el servicio gratuito de gestoría incluye la realización ilimitada de trámites administrativos relativos a la documentación del conductor (renovación del carnet de conducir, transferencias, cambios, duplicados, etc.).

La mutua indica, por otro lado, que a través del servicio de 'Manitas' un mecánico se traslada al lugar elegido por el mutualista para realizar aquellas pequeñas operaciones en las que no sea necesario acudir al taller. Además el 'servicio de cortesía' incluido en todas las visitas conlleva la comprobación de niveles e inspección de ciertos elementos de seguridad del vehículo.

COMPARTIR