Roberto Núñez, abogado del departamento de Responsabilidad Civil Profesional de la mutua, ha dado a los médicos internos residentes las claves para trabajar de forma segura desde el punto de vista de la responsabilidad profesional. 

Así, recordó que cualquier acto profesional, como es la práctica médica, es susceptible de causar un daño, y por tanto, de ser reclamado y generar responsabilidad profesional, tanto para el facultativo que realiza el acto médico, como para el hospital en el que trabaja o la compañía de asistencia sanitaria. En el caso de los servicios públicos, se podrá reclamar además a la administración, y acudir a la vía penal para interponer una reclamación contra el facultativo.

Es por eso, comentó el ponente, que  las pólizas de Responsabilidad Civil Profesional son la mejor herramienta para protegerse ante las posibles reclamaciones de pacientes. Estas pueden incluir coberturas como el pago de las indemnizaciones, la defensa del asegurado, la constitución de la fianza, el pago del coste de los peritajes judiciales y la compensación por inhabilitación temporal o permanente para el desarrollo de la actividad médica, entre otras.