A.M. Best espera que la adquisición mejore el perfil de mercado de SANTALUCÍA y sus ganancias subyacentes, si bien puede debilitar la fortaleza del balance de la compañía a corto plazo. “El peso de la transacción genera riesgos de ejecución y su éxito dependerá de la capacidad de la compañía para integrar una operación de Vida de tal tamaño en su perfil”, afirma el comunicado de la agencia. 

La agencia continuará monitoreando el impacto de la transacción en los fundamentos de calificación de SANTALUCÍA y espera que el estado de vigilancia se resuelva después de una revisión exhaustiva una vez que se complete la adquisición.