Según la agencia, el coste de este evento para el seguro será manejable, debido a la magnitud, la ubicación y la relativamente baja tasa de utilización de los seguros de terremoto, lo que hará que pérdidas no sean finalmente significativas.

“Si bien los expertos dicen que es demasiado pronto para fijar una cantidad firme sobre el daño provocado, el Servicio Geológico de Estados Unidos ha indicado que es probable que el terremoto tenga un impacto económico de más de 1.000 millones de dólares (758 millones de euros), detalla la agencia en su informe.

Algunas entidades, detalla A. M. Best, han informado de un pequeño número de solicitudes iniciales después del terremoto, mientras que otros esperan que los asegurados puedan absorber el daño potencial, en su caso, teniendo en cuenta la aplicación de los deducibles del terremoto como un porcentaje de los límites asegurados.