Asimismo, A.M. Best señaló que si bien la industria de seguros generales ha incurrido en cerca de 74.000 millones  (56.222 millones de euros) en la exposición de amianto y en aproximadamente 37.000 millones (28.111 millones de dólares) en costos ambientales a partir del cierre del ejercicio 2011, las reclamaciones relacionadas con el asbesto no disminuirán en un futuro próximo.

"El aumento en la estimación de asbesto refleja el hecho de que la industria sigue incurriendo en aproximadamente 2.000 millones en pérdidas por año" ha explicado la calificadora en información de ‘Business Insurance’. "Sin un final a la vista sobre estas pérdidas y dado que la financiación total de las pérdidas de los aseguradores de asbesto ha llegado actualmente a casi 74.000 millones, está claro que el problema con el asbesto se mantendrá durante muchos años", concluye en un información de 'Business Insurance'.

COMPARTIR