En su informe sobre la reaseguradora, la agencia explica que su capitalización continúa apoyándose “en la retención de ganancias, la fortaleza de sus reservas y un programa integral de retrocesión”. “La compañía -detalla A.M. Best- ha estado reduciendo su exposición a deuda soberana y corporativa española y sus ratings se siguen apoyando en sus actuales niveles de capital. Aunque esperamos que su capitalización se mantenga fuerte, el entorno económico actual presenta volatilidad. Un deterioro significativo en los mercados financieros europeos podría tener un impacto negativo potencial en la capitalización de NACIONAL DE REASEGUROS”.

Anticipa, por otro lado, la expectativa de que la compañía continúe con su “sólido” desempeño operativo, “gracias a un enfoque de suscripción disciplinada y una exposición limitada a catástrofes naturales”. El resultado neto de la reaseguradora también se ha apoyado en unos buenos resultados de inversión, “aunque esperamos los rendimientos de inversión puedan disminuir ligeramente en 2013 y en los años siguientes después de la reciente reducción de riesgo en la cartera de activos de la compañía”, matiza la agencia.

Finalmente, destaca el “muy buen perfil de negocio como reasegurador local líder”, aunque las condiciones de mercado en España “siguen siendo un reto y es probable que limiten el crecimiento de primas en el futuro”. Con el fin de compensar en parte su concentración en su mercado interno, “NACIONAL DE REASEGUROS está aumentando su cartera en el exterior, con el enfoque hacia negocios de aseguradoras pequeño-medio tamaño y mutuas de países vecinos”, concluye la agencia.