Dentro de su calificación, la agencia también ha afirmado la fortaleza financiera en ‘A’ (Excelente) y el ICRs de ‘a +’ de las empresas de No Vida de METLIFE y de sus ocho filiales de reaseguro. La perspectiva para todas las calificaciones es estable.

A.M Best destaca que estas calificaciones reflejan la mezcla diversa de negocios de METLIFE, además de su papel importante en las principales líneas de negocio y el fuerte reconocimiento de la marca sumado a los resultados favorables de las operaciones y la escala operativa importante. METLIFE también se ha beneficiado de un aumento significativo de las coberturas de tipo de interés, que han ayudado a reducir la volatilidad de las ganancias en el actual entorno de bajos tipos de interés.

A través de sus canales de amplia distribución y de su negocio diversificado, METLIFE tiene la capacidad de distribución necesaria para mantener sus posiciones de liderazgo en una serie de líneas de productos. Además, A.M. Best reconoce la diversidad fuerte de las ganancias y los ingresos generados por su operación internacional más amplia. Desde la agencia también matizan que las calificaciones de METLIFE reflejar cierta mejora en su apalancamiento financiero y ratios de cobertura de intereses. Además, la aseguradora mantiene una posición de liquidez muy fuerte y cuenta con los recursos para financiar los próximos vencimientos de deuda sin acceder a los mercados de capitales.

Compensando parcialmente estos factores de calificación positivos, METLIFE posee un apetito de riesgo global y ajustado a este riesgo la posición de capital, que según la agencia es visto como algo bajo para su nivel de calificación actual. Por ello, A.M. Best sigue teniendo preocupaciones con respecto a la alta exposición de la compañía a los activos inmobiliarios vinculados, principalmente de su gran cartera comercial de préstamos hipotecarios y bienes raíces, así como su nivel general más alto de bonos por debajo de grado de inversión relativos a la industria.

COMPARTIR