A.M. Best espera que la aseguradora nipona mantenga una adecuada capitalización en el medio plazo y, respecto a la mejoría de sus resultados, apunta que se debe a la recuperación del mercado doméstico de No Vida y a la contribución creciente de las ganancias de sus empresas en el extranjero. “TMNF pretende reducir su ratio combinado en los próximos tres años, desde el 103,3% (en el año fiscal 2011) hasta el 95%, mediante la reducción de su ratio de siniestralidad a través de una favorable revisión de precios y con una mejora de su eficiencia operativa, lo que se compensará en parte un presupuesto conservador para reclamaciones de catástrofes”.

Se recuerda, además, que TMNF está bien posicionada en el exterior con la expectativa de que aumente la rentabilidad de sus actividades en los grandes mercados internacionales. Asimismo, la aseguradora continúa reduciendo su exposición a riesgos de mercado mediante la venta de acciones y con la mejora de los programas de gestión de riesgos en sus filiales en el extranjero.

Todos estos factores positivos se ven en parte contrarrestados por la exposición a desastres naturales, el deterioro de su capital y de su superávit en los últimos años y el alto nivel de pago de dividendos a la compañía matriz, TOKIO MARINE HOLDINGS.