LMGI tiene la intención de utilizar los ingresos netos para pagar la financiación a corto plazo por la transacción realizada el pasado 17 de julio por el grupo (LMGI y sus subsidiarias), por la cual entró en una operación de reaseguro retroactiva multimillonaria con National Indemnity Co. (NICO), filial de BERKSHIRE, para cubrir los gastos relacionados con el asbesto (también conocido por amianto) y otros pasivos a largo plazo.

CONTRATO MULTIMILLONARIO DE REASEGURO CON NICO

Cabe recordar que dicha transacción proporciona “el desarrollo de una cobertura total adversa para todo el conjunto de trabajadores de LIBERTY MUTUAL en EE.UU. en cuanto a compensación, indemnización, amianto y pasivos ambientales se refiere, incluyendo aproximadamente 12.500 millones de dólares de las reservas combinadas globales, con un límite agregado de 6.500 millones y un sub-límite de 3.100 millones para pasivos A&E y unos 4.500 millones para ciertos trabajadores”, como anunció el grupo en un comunicado.

Al cierre de la transacción con NICO, que sin embargo es efectiva desde el 1 de enero de 2014, el grupo cedió aproximadamente 3.300 millones de los pasivos existentes a NICO bajo un contrato de reaseguro retrospectivo. La agencia considera que esta operación de reaseguro es positiva para LMGI y sus filiales, ya que reduce la incertidumbre de la compensación de los trabajadores del grupo y el legado de los pasivos A&E. Además, la agencia señala que la transacción proporciona beneficios económicos y probablemente una mejora en la capitalización ajustada al riesgo del grupo.