Como contrapartida a estos factores positivos, se apunta desde la agencia a la débil capitalización ajustada al riesgo y la alta exposición a inversiones instituciones soberanas y financieras de la eurozona periférica.

“La capitalización independiente de MAPFRE GLOBAL RISKS sigue siendo débil, aunque se prevé una mejora en 2012 en paralelo al aumento de sus ganancias y también por la mejora de la calidad crediticia de su cartera de bonos”, se explica desde A.M. Best. Se apunta, en este sentido, que en los últimos meses la compañía ha tomado medidas para reducir este riesgo mediante la inversión en bonos de alta calificación soberana.

La agencia espera que MAPFRE GLOBAL RISKS logre este año un beneficio después de impuestos de entre 105 y 120 millones de euros, con un ratio combinado inferior al 90%. “La empresa cuenta con una trayectoria de cinco años con ratio combinado neto del 90%, lo que refleja su suscripción disciplinada y el perfil empresarial fuerte”, se destaca desde A. M. Best.

MAPFRE GLOBAL RISKS es la compañía del grupo especializada en la suscripción de programas internacionales para empresas multinacionales y compañías que desarrollan su actividad en los sectores globales de energía, aviación, marítimo y grandes infraestructuras.

COMPARTIR