El evento, como en otras ocasiones, tuvo un marcado objetivo solidario puesto que parte de la recaudación obtenida con las inscripciones de los participantes se destinó a la asociación de afectados por Esclerosis Múltiple (ATORDEM). La prueba, cuyo recorrido programado era de 10 kilómetros contó con la participación de unos 800 corredores de los que, unos 350 compitieron en las categorías infantiles y para personas con discapacidad, mientras que el resto lo hizo en la absoluta. 

COMPARTIR