La mayor parte del negocio corresponde al ramo de Decesos, que acapara el 79,5% de la facturación, por el 9,78% de Accidentes, el 6,97% de Asistencia, el 3,04% de Hogar, Comercio y Pymes, y el 0,71% de otros negocios.

Menor beneficio por el incremento de provisiones de Decesos

El beneficio después de impuestos, por su lado, quedó en 4,26 millones de euros, lo que implica una disminución anual del 17,5% que desde la entidad se explica principalmente “como consecuencia del efecto de la derogación de la Disposición Transitoria Tercera del ROSSP, que ha supuesto un notable incremento en la dotación a la provisión de Decesos con respecto a lo que se venía dotando en ejercicios anteriores”.

Concretamente, en 2015 la dotación a la provisión de Decesos ha supuesto 8,76 millones con cargo a los resultados del ejercicio; un importe superior en 1,78 millones a la cifra dotada en 2014, y en porcentaje, un 25,54% más de lo dotado el ejercicio anterior.

El resultado del pasado año supone un 10,57% sobre los fondos propios. Además, cabe reseñar que el margen de solvencia supera en un 262,67% la cuantía mínima establecida. El resultado del margen de solvencia fue de 23,89 millones, por encima de los 23,6 millones de 2014. El superávit de la cobertura de provisiones técnicas queda en 24,74 millones (24,71 millones en 2014).

Noticias relacionadas

ALMUDENA SEGUROS celebra en Salamanca sus jornadas comerciales