Desde la aseguradora alemana se explica que los resultados se han visto afectados por las difíciles condiciones del mercado, las catástrofes naturales en Europa y América del Norte y los esfuerzos de la compañía para aumentar la eficiencia de capital. También se menciona la venta de sus operaciones en Corea del Sur, lo cual impactó directamente en su beneficio neto.

Asimismo se detalla que el crecimiento de las ganancias en el negocio de Seguros de Vida y Salud no puede compensar totalmente la caída en el segmento de Propiedad y Accidentes. En gestión de activos, el beneficio operativo se mantuvo estable en comparación al segundo trimestre de 2015.

El grupo remarca que su objetivo es lograr un beneficio operativo de entre 10.000 y 10.500 millones de euros en el presente ejercicio.

Noticias relacionadas

ALLIANZ compra por 244 millones de euros la filial de ZURICH en Marruecos