"Después de la recuperación de los mercados de bienes raíces, España y Portugal vuelven a situarse en el foco de los inversores inmobiliarios internacionales", explica a El Economista el consejero delegado de Allianz Real Estate, François Traush, que subraya que con la incorporación de Torres persigue "identificar oportunidades atractivas de inversión para continuar construyendo un portfolio diversificado" para sus accionistas.

La cartera de la firma aglutina 41.700 millones en activos bajo gestión: 29.300 millones en inversiones directas e indirectas y préstamos por valor de 12.400 millones, con cifras de cierre de 2015, cuando cerró operaciones por 7.400 millones. Su vocación es alcanzar los 60.000 millones en "pocos años".