Según el comunicado que el grupo alemán acabar de hacer público hace unos minutos, el beneficio de explotación en el semestre alcanza los 6.100 millones, un 6,4% más. Con esta cifra, alcanza ya el 53% de las perspectivas para el conjunto del ejercicio. Es por ello que la aseguradora se ratifica en previsión de un beneficio operativo para 2019 de 11.500 millones, con una franja arriba o debajo de 500 millones.

Los ingresos crecen un 6,1% en el segundo trimestre y un 7,7% en el semestre, superando en el conjunto de los seis primeros meses del año los 73.500 millones.

En su comunicado, el grupo explica que la mejora en un 5,4% del resultado de explotación en el segundo trimestre viene impulsada en gran medida por el segmento de negocio de Vida/Salud, con un buen desempeño subyacente. El resultado operativo en Gestión de Activos se incrementó principalmente por los mayores activos, mientras que la unidad de No Vida reduce sus ganancias por el aumento de la siniestralidad (el ratio combinado sube 0,2 puntos en el trimestre, hasta el 94,3%, pero baja 0,4 puntos para el semestre).

Por otra parte, el ratio de capitalización de Solvencia II se sitúa en el 213% al cierre del segundo trimestre de 2019, en comparación con el 218% del año anterior.