El mercado de inteligencia artificial está creciendo rápidamente y se espera que alcance un volumen de 36.800 millones de dólares (34.600 millones de euros) en 2025, por lo que el fondo podría beneficiarse de los avances en una amplia variedad de áreas, incluyendo el análisis de Big Data, el aprendizaje automático, la autoconducción de coches o el internet de las cosas.

Este nuevo fondo es el primero de su clase en Europa y está disponible tanto para inversores minoristas como institucionales.