El gerente general de ALLIANZ RE, AMER Ahmed, ha señalado que “los bonos catastróficos representan un elemento clave de nuestro escenario de protección”. La operación realizada por la entidad alemana se ha basado en un activador de pérdidas modificado para Estados Unidos y Canadá y en otro modelado para el Caribe y México, según relata la propia entidad. Esta operación ofrece a los inversionistas un spread de riesgo de 4,25% y un aumento del volumen anunciado en un inicio que se pensó en los 150 millones de dólares, como relata BNamericas.

La emisión Blue Danube II permite a ALLIANZ asegurar a un precio competitivo para un periodo de tres años. Para Ahmed este hecho significa que “podemos beneficiarnos de las atractivas condiciones que resultan de la fuerte demanda de bonos catastróficos en los mercados de capitales”.