Lo que ofrecemos a través de Allianz Energía Eólica es un contrato a de seguro “a medida”, destinado a amparar de forma integral los riesgos a los que se exponen los bienes, las inversiones y los diferentes intereses de los intervinientes asegurables, como propietarios y socios comitentes, como así también contratistas, responsables y subcontratistas, en una obra y/o montaje de estas características”, explica Carlos Biondi, Gerente de Property y Seguro Técnico de ALLIANZ Argentina.

Las coberturas principales abarcan: Daños materiales, riesgos de la naturaleza (daños por terremoto, temblor, maremoto o erupción volcánica, daños por ciclón, huracán, tempestad, vientos, inundación, etc.), daños causados directamente por el contratista en el curso de la ejecución de las operaciones derivadas de la cláusula de mantenimiento del contrato (CAR), riesgos del fabricante (EAR), responsabilidad Civil extracontractual del Asegurado por daños materiales producidos a  bienes de terceros ocurridos en conexión directa con la ejecución del contrato y gastos de remoción de escombros,

Los equipos de contratistas tienen el objeto del seguro a los equipos y maquinarias de accionamiento motriz, electromecánico e hidráulico - ya sean móviles o de instalación provisoria - que suelen utilizarse en este tipo de obras.

La póliza cubre toda pérdida o daño accidental de causa externa, súbita e imprevista, incluyendo robo, ya sea mientras el/los equipo/s se encuentren en actividad, o en depósito, únicamente en tierra firme y/o durante el tránsito o transporte terrestre (por sus propios medios o a bordo de un vehículo propiedad asegurable).

A su vez y además de las coberturas CAR (TR Construcción) y EAR (TR Montaje), también se ofrecen seguros de daños materiales durante la operación. “En este tipo de turbinas eólicas, los riesgos de daños son complejos y tienen diferentes causas y consecuencias. Nuestro producto es mucho más que una póliza de incendio tradicional y podemos ofrecer una cobertura contra todo riesgo: Seguro de Todo Riesgo Operativo. Éste es un contrato de seguro para amparar todos los riesgos de pérdida o daño físico ocurridos a los bienes propiedad del asegurado y/o por los cuales fuera responsable mientras se encuentren en la o las ubicaciones descriptas en la póliza y siempre que dichos daños sucedan en forma accidental, súbita e imprevista y hagan necesaria la reparación y/o reposición como consecuencia directa de cualquiera de los riesgos amparados por esta póliza”, comenta Biondi.