Hace cuatro años, antes de la apertura del mercado de seguros, el 100% de las pólizas personales estaban en manos del Instituto Nacional de Seguros (INS), entidad que tenía el monopolio desde 1924. En abril, las primas totales de seguros para personas (vida, accidentes y salud) crecieron un 26% de manera interanual. Por separado, todas las firmas facturaron más en este segmento, pero en una dimensión diferente: mientras el INS creció un 19%, ALICO incrementó su primaje en un 25% y PANAMERICAN en un 119%.

“Seguimos creciendo en facturación; si el resto de participantes están absorbiendo cuotas de mercado ¡perfecto! Para eso se abrió el mercado de seguros a la competencia”, dijo Guillermo Constenla, presidente del asegurador estatal.  Para Alfredo Ramírez, gerente local de PANAMERICAN LIFE, el éxito que ha tenido su representada y ALICO en el segmento de pólizas personales es consecuencia de su especialización en el segmento corporativo; principalmente, con coberturas colectivas. “En este tipo de pólizas es donde, hasta ahora, hemos mostrado nuestro liderazgo”, dijo Ramírez, quien estima que, específicamente en las pólizas de gastos médicos, las aseguradoras privadas ya pueden tener el 40% del mercado.

Constenla, por su parte, opina que si bien mucho del crecimiento de las nuevas empresas es por clientes nuevos, hay otra parte que puede provenir de un ‘mercado gris’ que existía durante el monopolio.