Las buenas perspectivas que vaticina Fitch se basan principalmente en dos aspectos: una población cada vez más numerosa y un mercado interno en expansión. Tampoco hay que olvidar que las perspectivas de crecimiento del país están acordes a lo previsto para América Latina y se calcula que el aumento del Producto Interior Bruto de México estará en 2013 en el 3,6%.

Estas perspectivas de la agencia de calificación son para los próximos dos años y dos de los ramos que mejor comportamiento obtendrán serán los seguros de Vida y los de Daños generales.

TAMBIÉN HAY RIESGOS

Fitch también señala que estas previsiones podrían cambiar si el factor de la competencia en tarifas se complica. Indican que “debido a un contexto de acotados rendimientos de inversiones la disciplina en la tarificación de seguros es aún más importante para preservar la rentabilidad del sector”. Manifiestan que volver a prácticas agresivas de tarificación se traduciría en menos rentabilidad y por lo tanto una revisión a la baja de las previsiones.