“La experiencia internacional y el ejemplo de otros supervisores europeos a nivel nacional invita a establecer medidas activas de garantía del Buen Gobierno empresarial. El sector asegurador no debe quedarse al margen de estas iniciativas y, en el caso español, todavía le queda un largo camino por recorrer al respecto. Para ello será necesaria la implicación de accionistas, mutualistas, tomadores y terceros de cualquier naturaleza que se relacionen con la entidad”. Éste fue el mensaje que lanzó ayer la subdirectora general de Ordenación de Mercado de Seguros de la DGSFP, Laura Pilar Duque, en el 4º Encuentro de Mutualidades que, organizado por la Confederación Española de Mutualidades (CEM), concluye hoy en Toledo, siendo clausurado por el máximo responsable del órgano de control asegurador, Ricardo Lozano.

En su intervención, Duque recordó también que “existe una relación directa entre la existencia de mecanismos de Buen Gobierno y el aumento de la competitividad”, y que los esfuerzos desarrollados por el sector, a través de UNESPA, para dotarse de Guías de Autorregulación son muy positivos; pero, advirtió,“nos queda todavía mucho por hacer al respecto”.

La O.M. sobre DEC, en mayo

El encuentro se abrió con un balance de las actividades desarrolladas por la CEM en 2008 y en el primer trimestre de este año, a cargo de su secretario, Enric Tornos, seguido de la ponencia presentada por su presidente, Pedro Muñoz (ver cuadro adjunto).

Francisco Solá, inspector de Seguros del Estado, habló de la Directiva de Solvencia II en el marco de la revisión financiera internacional, remarcando su previsible aprobación por el ECOFIN el próximo 5 de mayo, y que se mantiene la previsión de puesta en vigor para octubre de 2012, si bien “es posible que haya una actualización del calendario”. Por su parte, Lorenzo Esteban Jodar, también de la DGSFP, analizó los principales puntos del progreso de la Directiva de Solvencia II, concluyendo que “urge una acción institucional colectiva de formación de los gestores y órganos de decisión, de planificación de acciones a adoptar y de llevar a cabo una primera aplicación de Solvencia II, sin dejar las cosas para el último momento, como solemos hacer los españoles”.

Esta primera jornada del encuentro la cerró Juan Pablo Olmo, subdirector general de Inspección de la DGSFP, que habló del Plan Contable de Entidades Aseguradoras (PCEA). Adelantó que este año “habrá modificación de la consulta de rentabilidad real de 2003 a efectos de calcular la provisión matemática complementaria”, y que para mayo se prevé publicar la Orden Ministerial con los nuevos modelos de la Documentación Estadístico Contable (DEC), en estos momentos pendiente del visto bueno del Consejo de Estado. Avanzó asimismo que, a la espera de la DEC, el órgano de control ha remitido a todas las entidades del sector un requerimiento sobre sus cuentas anuales, cobertura y margen de solvencia e inversiones financieras. Terminó afirmando que lo que en principio se ha apreciado es que, respecto al PCEA, la fecha de tránsito utilizada ha sido el 31/12/2008, la actualización de la valoración de los inmuebles no ha sido ni mucho menos de aplicación generalizada y que el tránsito no ha planteado especiales problemas.

 

El mutualismo, una garantía de Previsión Social

El presidente de la CEM, Pedro Muñoz, fue singularmente crítico respecto a la labor de las gestoras de fondos de pensiones en la última década y su apuesta por el corto plazo, que ha generado importantes pérdidas a los partícipes, aunque "ellas sí han obtenido jugosas comisiones de gestión"; y eso, remarcó, “teniendo en cuenta que estamos hablando de Previsión Social y, por tanto, de largo plazo”. Calificó su actuación incluso como un “fracaso” y “claramente indefendible ante los ciudadanos”, preguntándose si son compatibles términos como “valor liquidativo diario” y “previsión social”. Puso como ejemplo, en sentido contrario, al sector de mutualidades de previsión social, “que se comporta de forma coherente, gestionando sus activos siempre en defensa de los derechos de los mutualistas. De hecho, al cierre de 2008, la gran mayoría de nuestras entidades ha presentado resultados positivos”.

En su intervención, Muñoz había adelantado previamente que su sector contaba, a 31 de diciembre pasado, con 2,45 millones de mutualistas, 403 mutualidades, 27.950 millones de euros en activos y unos ingresos por primas de 2.360 millones, entre otros datos.