“Las 30 aseguradoras de nuestro Grupo de Apoyo, así como los 325 corredores y corredurías miembros de la Federación, recibieron hace ya tiempo un informe elaborado internamente en el que se analizaban minuciosamente los riesgos de una inadecuada contratación y gestión de auxiliares externos y auxiliares asesores. Asimismo, se les distribuyó a todos un modelo de Contrato con auxiliares que eliminaba cualquier posibilidad de incurrir en lo que se denomina ‘Ajenidad y Dependencia’, los dos riesgos más evidentes en los que se puede incurrir con auxiliares”, explica FECOR en un comunicado.

De hecho, prosigue, “esta Sociedad de Agencia denunciada por la Inspección de Trabajo ha realizado exactamente todas las prácticas con sus auxiliares que se analizaban en el informe de FECOR como prácticas que no se deben realizar en ningún caso”. 

Desde la Federación se insiste en que “estas cosas nos hacen darnos cuenta de la importancia que es para una compañía de seguros tener la tranquilidad de saber que sus distribuidores cuentan con el asesoramiento e instrucción necesarias para ser un colectivo y canal verdaderamente profesional, no solo como mediadores sino como empresarios y que pertenecen a organizaciones que no solo les instruya en estos importantes temas sino que, además, compartan con ellas, como hemos hecho desde Fecor, las pautas a tener en cuenta en la contratación de auxiliares”.

Prácticas que FECOR recomienda no realizar con los auxiliares externos:
- Reconocerles objetivos comerciales.
- Las tareas se desarrollaban en los locales y oficinas de la propia Sociedad de Agencia.
- Los medios con los que trabajaban eran de la Sociedad de Agencia.
- Las llamadas las hacían desde el teléfono de la Sociedad de Agencia.
- Los auxiliares tenían que cumplir un horario fijo.
- Se les realizaba un control diario, semanal y mensual.
- Tenían que justificar las ausencias y recuperar las horas.