A esta última cifra, las operaciones de Seguros Generales contribuyeron con un resultado de 4.812 millones (3.528 millones euros), un 168% más, según el comunicado de la propia entidad. En este negocio, el total de primas netas suscritas se mantuvo estable en 34.390 millones (25.215 millones de euros), con un ratio combinado del 101,3%, frente al 108,5% del año anterior. El Área de Vida y Jubilación contribuyó a las cuentas del grupo con un resultado bruto de 5.095 millones (3.735 millones de euros), un 22,5% más.

“El buen desempeño de AIG, tanto en el cuarto trimestre como en el total de 2013, representa un hito en nuestro viaje de fortalecer todavía más nuestras las operaciones de seguros”, afirma Robert H. Benmosche, presidente y consejero delegado del grupo. “La demanda mundial de nuestros productos y servicios, junto con nuestra reputación para la innovación, ha contribuido a restablecer a AIG como una de las compañías de seguros más prominentes del mundo”, destaca en el comunicado.

El grupo anuncia además la decisión de Consejo de aumentar el dividendo trimestral en un 25% y autorizar la recompra de hasta un 1.000 millones (730 millones de euros) adicionales de acciones propias, “lo cual reafirma la confianza del Consejo en nuestra estrategia y nos permitirán devolver una parte de nuestro éxito directamente a nuestros accionistas”, concluye Benmosche.