AMERICAN INTERNATIONAL GROUP (AIG) tratará de recuperar los 4.300 millones de dólares (3.097,07 millones de euros) que, según alega la propia aseguradora, tomó ilegalmente su ex consejero delegado, Maurice Greenberg, con la venta de acciones en 2005, año en el que además fue obligado por el Consejo de Administración a dejar el puesto después de dirigir la compañía durante décadas, según la información recogida por el New York Times y de la que se ha hecho eco la Agencia EFE.

Por su parte, Greenberg alega que los títulos en cuestión eran propiedad de Starr International, una empresa privada de inversión presidida por el propio ex consejero delegado, por lo que éstos podían ser vendidos sin restricciones para invertir los fondos en otros negocios. La venta de dichos títulos se realizó mucho antes de que el precio de las acciones de AIG descendiera de forma vertiginosa y de que el Gobierno estadounidense interviniera para evitar su colapso. Ayer comenzó el juicio para tratar de recuperar dicha cifra.