En la apertura del acto de presentación, Álvaro Mengotti, director general de la compañía en España y Portugal, resaltó que “AIG está muy viva y va seguir muchos años. Ahora es mucho más fuerte de lo que fue y ha salido reforzada de la crisis”. En este sentido, recordó que el grupo “triplicó sus beneficios operacionales en 2012” y que “es el mayor asegurador por activos en el mundo”. Asimismo, indicó que AIG “es líder en D&O en España y en el mundo, además de ser la aseguradora de referencia de la mayoría de las empresas del IBEX y de muchas otras compañías”.

Federico Shaw, responsable del departamento de Líneas Financieras, remarcó que se trata del “primer producto presentado en la nueva etapa de la compañía”. Expuso los motivos por los que se ha considerado oportuno “evolucionar la póliza de D&O”. Entre estos factores, destacó el incremento del número de reclamaciones en los últimos años; el aumento del escrutinio político, regulatorio y criminal; la volatilidad generada por la expansión internacional de las empresas; la recesión y mayor escepticismo de los inversores; el creciente activismo de los accionistas; y el posible desarrollo de sistemas similares a las class actions estadounidenses. “Todo esto se resume en una búsqueda de la personificación de las responsabilidades, en la que los administradores y directivos se encuentran en el punto de mira”, señaló.

A continuación, José Martínez, responsable de Siniestros de Líneas Financieras en la Región Europea, analizó el incremento del número de siniestros reportados en este negocio en la última década e hizo hincapié en el aumento de las reclamaciones desde 2007. También expuso los sectores con mayor siniestralidad en D&O entre las empresas europeas -fabricantes y farmacéuticas a la cabeza- y sus causas -acción social y reclamaciones de los accionistas, principalmente-, así como las causas más recurrentes para las instituciones financieras, lideradas por litigios vinculados a las subprime y acciones sociales.

NOVEDADES DEL PRODUCTO

Santiago Sánchez, Commercial Institutions Manager del Departamento de Líneas Financieras, desgranó los cambios en el condicionado de la nueva póliza. Entre ellas, destaca la eliminación del agregado anual en el límite por siniestro, excepto para empresas que coticen en Estados Unidos. “En cada reclamación, la póliza responderá con el límite máximo. Eso garantiza al cliente que, si contrata un seguro de 25 millones de euros, va a tener esos 25 millones para cada reclamación durante el año”, explicó. Además, se incluyen los gastos de mitigación de reclamaciones.

Asimismo, contempla coberturas destinadas a afrontar las consecuencias de la recesión, como los gastos de comparecencia en procesos de insolvencia o la protección ante insolvencias en Estados Unidos. Y otra de las novedades destacadas es la incorporación de los gastos de defensa y la cobertura de la responsabilidad personal en reclamaciones por daños materiales y personales, recogidas como respuesta a la búsqueda de la personificación de responsabilidades.

El nuevo condicionado se completa con la solicitud de información previa a la reclamación e investigaciones individualizadas, fondos de emergencia si los bienes son embargados, ampliación de la denominación de organismo oficial -incluyendo las comisiones parlamentarias, por ejemplo-, cobertura de la responsabilidad personal por impuestos societarios, protección frente a la volatilidad internacional -posibilidad de aprovechar la cobertura local más favorable y acceso a soluciones 'passport', con programas locales y adaptados- o la protección personal de la reputación en medios y redes sociales ante activismo de los accionistas.