Según explica la entidad aseguradora, “un emprendedor y una empresa de reciente creación pueden ser especialmente frágiles y vulnerables frente a una demanda de responsabilidad civil contra uno de sus creadores o directivos. Por un lado, su falta de experiencia y, por el otro, los generalmente limitados recursos económicos de estas jóvenes empresas, pueden hacer que una demanda de estas características sea letal para su continuidad”.

Para Alejandro Lovera, suscriptor de Líneas Financieras de AIG, “se trata del primer producto en el mercado orientado a ayudar a los emprendedores ante situaciones de riesgo derivadas de errores u omisiones en la dirección y administración de la sociedad. Un seguro que cubra estas posibles demandas puede ser clave para asegurar la viabilidad de la empresa”.

Por su parte, Enrique Martín, presidente del CEEI de Elche, opina que “colaborar en el diseño de este producto supone mitigar las trabas que tienen los emprendedores para acceder a este tipo de coberturas en los primeros años de vida de las empresas. La adecuación de clausulados, prestaciones y precio permitirá que un mayor número de emprendedores puedan proteger sus bienes accediendo a este seguro”.

AIG presentó este producto el pasado 18 de junio, en Alicante, en el marco de la jornada organizada por el CEEI de Elche y que llevaba por título EmprenemtJunts “You are a loser vs Don’t fear to fail” (eres un perdedor vs no temas fracasar).

En el encuentro se hizo hincapié en la necesidad de disponer de un producto de estas características ante posibles reclamaciones por: la gestión de la sociedad; incumplimiento de un deber o una obligación; cualquier negligencia, error u omisión; declaración errónea o inexacta, etc.